Vecinos de María Paz, en Kennedy, a un paso de tener sus títulos de propiedad

Vecinos de María Paz, en Kennedy, a un paso de tener sus títulos de propiedad



Comienza en firme el proceso para que 1.246 familias reciban los títulos que los acreditan como dueños de predios que hoy son de Corabastos.

Si se cumplen los tiempos del Distrito, antes de terminar el año se hará realidad el sueño que 1.246 familias del barrio María Paz, en la localidad de Kennedy, llevan esperando por más de dos décadas: contar con el título de propiedad que los acredita como los legítimos dueños de sus casas, construidas en predios que le pertenecen a Corabastos. Para lograrlo, la administración adelanta las gestiones no sólo para blindar el proceso ante eventuales “vivos” que quieran hacerse a esos terrenos, sino para cerrar una exitosa negociación con la central de alimentos.

Uno de los trámites más esperados se concretó hace un mes con la expedición del decreto que le permite a la Caja de Vivienda Popular adelantar el proceso de negociación con Corabastos para adquirir el terreno, que fue invadido en 1991 y donde están los inmuebles por legalizar. Cuando el predio sea propiedad del Distrito, el documento define que el siguiente paso será cederlos a los propietarios de las casas y luego entregarles las escrituras.

“El decreto nos brinda una alternativa para negociar con Corabastos. Una de las opciones es que ellos cedan esos terrenos y su valor se descuente de unas obligaciones atrasadas que tienen con la ciudad, representadas en impuestos, sanciones e intereses de mora. Estamos en la etapa de avalúo del terreno y establecer el monto de las acreencias. Una vez se logre un acuerdo, podremos arrancar con el trámite de titulación a favor de los beneficiarios y garantizarles a las familias, por fin, la obtención de los títulos, la formalidad predial y el acceso a condiciones de una vivienda digna”, explica el secretario de Hábitat, Guillermo Herrera.

Al preguntarle al secretario por el valor con el que se están tasando los inmuebles, éste prefiere ser cauteloso y omitir cualquier detalle que, en su opinión, pueda llegar a entorpecer la negociación. “Por parte de Corabastos sí le puedo decir que hay interés. El valor de los predios está sujeto a la validación que se haga con los avalúos finales. Me abstengo de dar la cifra, porque estamos en un proceso de negociación, el cual tiene unas condiciones y unas reglas básicas. Cualquier información que se salga de eso nos puede generar algún retraso o una diferencia de opinión que no considero oportuna”, manifiesta.

Según Herrera, mientras avanzan en esta negociación, la administración trabaja en una evaluación jurídica, técnica y social de los 1.246 inmuebles y de sus eventuales propietarios. Advierte que puede darse el caso que se identifiquen terrenos que podrían no ser susceptibles de titulación, es decir, que algunos ocupantes no cumplan las condiciones para gozar del derecho de propiedad.

Las evaluaciones previas buscan que, desde lo jurídico, haya un saneamiento de los suelos, se obtenga la matrícula inmobiliaria y se blinde el proceso ante cualquier restricción que impida hacer la transferencia del dominio, por ejemplo, un embargo.

Por otro lado, en materia técnica, luego de identificar los predios susceptibles de titulación, se deben hacer los avalúos comerciales de los terrenos. En esta fase se excluyen aquellas propiedades que tengan usos industriales o comerciales, dado que éstos no son susceptibles de titulación, teniendo en cuenta que el beneficio del derecho de propiedad sólo abarca terrenos donde se hayan levantado viviendas catalogadas de interés social.

Por último, a nivel social se hace la caracterización de los beneficiarios y se certifica que, efectivamente, han ocupado esas casas durante los últimos años. Lo anterior cobra especial importancia si se consideran las condiciones sociales y de orden público que han marcado a María Paz, al punto de ser considerado hoy uno de los grandes focos de inseguridad y microtráfico en la capital. Por ello, se blinda el proyecto ante inescrupulosos que pretendan ser beneficiarios.

“Allí hay un plan integral. Se han hecho intervenciones en espacio público y seguridad. Lo que queremos con todos estos proyectos de legalización es llevar un servicio, una atención y, precisamente, este plan de titulación nos ayuda a promover que el derecho de propiedad genere mejores condiciones de convivencia y seguridad entre los vecinos del sector. Garantizar que haya calidad de vida”, precisa el secretario de Hábitat.

De garantizar la seguridad jurídica de la tenencia de sus inmuebles a estas 1.246 familias en María Paz, el Distrito cumpliría con casi el 13 % de la meta que se planteó para el cuatrienio: la titulación de 10.000 predios ilegales en toda la ciudad. Sólo en 2018, sin contar con este proyecto, el objetivo es titular otros 1.254 terrenos en localidades como Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe y Bosa. En Kennedy están contemplados también proyectos en barrios como El Amparo, Portal I y Rivera I.

El desafío, más allá de la titulación, es garantizarles a los propietarios un espacio público óptimo, mejores condiciones de vida en materia de movilidad, salud o educación, y en el caso particular de María Paz, la garantía de un entorno seguro y a salvo de la criminalidad, el microtráfico y la extorsión.

Publicidad: 


Ingresa aquí, Propiedades Destacadas de la Semana!

Pensando en Invertir en USA? Clic sobre la Imagen

Abogados - Asesorías Jurídicas

Avalúos Urbanos y Rurales