Noticia de Interés: Sabia usted que los Colombianos prefieren invertir en vivienda usada?

Los Colombianos prefieren invertir en vivienda usada La Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas) presentó el informe. 
El precio de la vivienda usada creció 2,84% a nivel nacional. Los precios de la vivienda usada de Medellín fueron los que más crecieron, seguidos de Cali y Bogotá. Según la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz (Fedelonjas), más familias prefieren invertir en vivienda usada debido a que ofrecen mejores precios por metro cuadrado, áreas más generosas y mayores opciones de ubicación.


“El precio de la vivienda usada creció 2,84% sobre la inflación durante el 2017. Esto indica que, cada día más, las familias prefieren invertir en un inmueble de segunda mano porque la prioridad es que la solución se ajuste a su presupuesto y a sus requerimientos de ubicación”, indicó María Clara Luque, presidente de Fedelonjas.

De acuerdo a los indicadores del Índice de Precios de Vivienda Usada (IPVU) del Banco de la República, Medellín es la que mayor valorización recibió, pues creció 3,64% por encima de la inflación. Mientras los precios de las viviendas en Cali subieron 3,25%.

Por su parte, el IPVU en Bogotá, con 1,54%, fue el que menos creció y estuvo por debajo del promedio nacional (2,84%). Las demás ciudades, en promedio, subieron 2,41% por encima de la inflación.




Por tipo de vivienda, la Vivienda de Interés Social (VIS) creció 1,79% mientras la No Social repuntó en 2,72%. “El repunte de la vivienda no social se debe a que las familias de estratos medios son las que mayor movimiento le imprimen a la compraventa de bienes usados pues no solamente la adquieren para habitarla con su familia sino como inversión para obtener renta”, explicó la presidente de Fedelonjas, quien agrega que la VIS tiene una dinámica diferente pues “al tener un subsidio dedicado exclusivamente a las unidades nuevas, pocos hogares piensan en un bien usado con lo que la valorización de ese rango es menor por tener menos demanda”.

Estos datos contrastan con los indicadores del Dane que muestran que el PIB de la construcción cayó -8,1% debido a que las edificaciones bajaron 9,2% mientras las Actividades Inmobiliarias crecieron 2,9% durante el primer trimestre del 2018. “Las cifras del primer trimestre del año indican que se mantiene la tendencia del 2017, y continúa el repunte de la vivienda usada. Esto porque los bienes usados ofrecen áreas más generosas, amplia gama de ubicaciones estratégicas y cercanas a colegios y polos de trabajo (con lo que las familias ahorran mucho en tiempos y costos de desplazamiento) y, especialmente, precios por metro cuadrado mucho más benéficos para el presupuesto de las familias”.



Todo eso representa mayor calidad de vida y ahorros que alivian el presupuesto familiar, además se puede constatar qué es lo que le va a entregar el vendedor. El crecimiento del PIB de Actividades Inmobiliarias en 2,9% durante el primer trimestre del 2018 indica que tanto las familias como los inversionistas prefieren tomar sus decisiones de la mano de una empresa inmobiliaria de reconocida trayectoria que les asesore en cómo elegir el mejor inmueble de acuerdo con su presupuesto y necesidades específicas. En el caso de los inversionistas, ellos valoran altamente el concepto de cuál es el bien que se alquilará más rápidamente y a un mejor precio para obtener la renta más alta.


“En síntesis, a pesar de venir un año con una economía un poco lenta, más familias e inversionistas leyeron el mercado y entendieron que la finca raíz sigue siendo la inversión más segura y que al asesorarse de un experto inmobiliario que les ayude a elegir la vivienda más adecuada -en cuanto a ubicación y precio- más un técnico experto en remodelaciones (que cumple los plazos y los presupuestos pactados) pueden aprovechar la oportunidad de encontrar un metro cuadrado más económico y sumando una pequeña inversión hacer un excelente negocio que revalorizará el patrimonio y le dará más comodidad a sus familias o una mejor renta a su capital”, concluyó María Clara Luque, presidente de Fedelonjas.



El Índice de Precios de la Vivienda Usada (IPVU) mide la evolución trimestral y anual de los precios de la vivienda usada. Considera las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali (con los municipios de Soacha, en Cundinamarca; y Bello, Envigado e Itagüí, en Antioquia), Barranquilla, Bucaramanga, Cúcuta, Manizales, Neiva y Villavicencio.

Ingresa aquí, Propiedades Destacadas de la Semana!

Pensando en Invertir en USA? Clic sobre la Imagen

Abogados - Asesorías Jurídicas

Avalúos Urbanos y Rurales